XXXIV. El inventario de bienes muebles e inmuebles