XLI. Los estudios financiados con recursos públicos